Accidentes laborales ejemplos. Los accidentes laborales más frecuentes

Accidentes laborales ejemplos. Los accidentes laborales más frecuentes

Según las estadísticas del Ministerio de Trabajo y Economía Social, en el pasado año 2020, los accidentes laborales en España se incrementaron, pese a la reducción de la actividad de las empresas por la pandemia.

 

¿Qué es un accidente laboral?

 

La definición de accidente laboral está recogida en el Artículo 115 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, texto refundido Ley General de la Seguridad Social como toda lesión corporal del trabajador. Se entiende como lesión corporal a cualquier daño corporal causado por una herida, un golpe o una enfermedad. Se incluyen también las enfermedades psíquicas o psicológicas y sus secuelas.

 

Estas lesiones son causadas durante la realización de un trabajo por cuenta ajena y debe existir una relación de causalidad entre el propio daño y el desempeño del trabajo.

 

Los 5 accidentes laborales más frecuentes en España

 

  • Caída

Las caídas en el mismo nivel o de altura son uno de los accidentes laborales más habituales. En la mayoría de las ocasiones pueden ser evitados por las empresas y sus trabajadores, ya que, sus causas suelen ser la obstrucción del espacio de trabajo, el uso de calzado inadecuado, las distracciones, los suelos mojados, la deficiente señalización o iluminación, etc.

 

  • Golpes

Aunque, generalmente, las consecuencias médicas al sufrir este tipo de accidentes laborales suelen ser menos graves que en las caídas, son muy habituales y variados en las organizaciones. Usualmente suelen estar ocasionados por choques contra el mobiliario de las instalaciones, como mesas, estanterías, sillas, etc.

 

Este tipo de accidentes laborales pueden ser evitados, en la mayoría de las ocasiones, con un uso adecuado del mobiliario y diferentes acciones de organización de los espacios de trabajo.

 

  • Cortes

Este tipo de accidentes laborales se producen durante la utilización de herramientas o materiales cortantes o punzantes. Suelen ocasionar daños en la piel, normalmente en manos y brazos, y pueden ser evitados, además de con la manipulación y el almacenamiento prudentes, con el uso de protecciones de trabajo, como guantes.

 

  • Contactos eléctricos

Este tipo de accidentes laborales suelen producirse por contacto directo o indirecto y suelen provocar quemaduras de diferente gravedad.

 

La recomendación principal para evitar este tipo de accidentes es evitar la manipulación de las instalaciones eléctricas si no se tiene la formación y los conocimientos necesarios.  

 

  • Lesiones musculares

Este tipo de accidentes laborales pueden acarrear importantes consecuencias de salud, como lumbalgia, ciática o hernia discal, a quien los sufre. Normalmente, son ocasionados por errores de los trabajadores, como sobreesfuerzos o cargas excesivas, y pueden ser evitados con acciones muy sencillas, como doblar las rodillas al recoger peso, apoyar los pies en el suelo con firmeza para mantener el equilibrio o levantar la carga lo más cerca posible del cuerpo.

 

Suscripcion blog Llerandi

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros