Cómo diferenciarte de la competencia en la Administración de Fincas

Cómo diferenciarte de la competencia en la Administración de Fincas

Gestionar una Comunidad de Propietarios es una labor muy compleja, entre otros motivos, por la coordinación de multitud de servicios y proveedores diferentes (ascensores, cerrajería, mantenimiento, limpieza, albañilería, seguros, etc.). En la Administración de Fincas los administradores se enfrentan a este reto gestionando numerosas comunidades y resolviendo todas las situaciones imprevistas que suceden en su día a día.

 

Una de las grandes preocupaciones de los Administradores de Fincas es la gestión de los seguros de sus comunidades. A menudo esta gestión les genera algunas dificultades, como la diversidad de pólizas y la elevada frecuencia de siniestros, los altos costes administrativos derivados del tiempo empleado en las gestiones administrativas propias de los seguros, la pluralidad de contactos en las diferentes compañías aseguradoras, el a veces insuficiente poder de negociación con las compañías aseguradoras, etc.

 

Es por ello por lo que, colaborar con una correduría seguros especialista en Comunidades es muy recomendable. La correduría de seguros debe convertirse en el solucionador de problemas de seguros para los Administradores de Fincas. Un único interlocutor que, además de resolver las incidencias de seguros más comunes que suelen tener en su día a día, agiliza todos los trámites y gestiones.

 

A continuación, se recogen cuatro recomendaciones que te ayudarán a diferenciarte en la gestión de los seguros de tus Comunidades de Propietarios.

 

Descargar gratis tu guía para realizar una gestión eficaz en tus seguros de  comunidades

 

Diferénciate de tu competencia en la administración de fincas con estos consejos:

 

Analizar las pólizas actuales de cada Comunidad de Propietarios y presentar una comparativa completa de los presupuestos.

Es muy recomendable revisar y actualizar todos los seguros de comunidades con periodicidad para trasladar a los clientes las mejoras técnicas y el ahorro de costes. Por otro lado, es importante realizar un estudio completo de todos los seguros con, al menos, cinco compañías aseguradoras, con el objetivo de tener una visión general del mercado.

 

Agilizar las gestiones administrativas propias de los seguros.

Una lenta gestión de los trámites administrativos básicos supone importantes retrasos y una mala imagen de los Administradores de Fincas. Implantar una buena metodología que solucione este tipo de problemas básicos evitará numerosas quejas.

 

Facilitar un asesoramiento técnico adecuado a los clientes.

En algunas ocasiones, los Administradores de Fincas deben dar un asesoramiento complejo en algunos aspectos de seguros, como coberturas, capitales o franquicias. Esto requiere conocer los productos de las diferentes compañías aseguradoras y mantenerse actualizados de las modificaciones que incorporan a sus productos.

 

Dar seguimiento y facilitar la información de los siniestros de las Comunidades de Propietarios.

Para agilizar la resolución de los siniestros en el menor tiempo posible es necesario llevar un seguimiento diario con el que poder facilitar la información de todos los siniestros en gestión a cada Comunidad de Propietarios. Para ello, es conveniente utilizar informes o herramientas en los que recoger los datos de las diferentes Comunidades de Propietarios, los números de expediente de los siniestros, las fechas de ocurrencia y apertura, la información actualizada de los servicios de asistencia de las compañías aseguradoras, etc.

 

Guía gestión eficaz seguros de comunidades