Cómo combatir el Coronavirus en los almacenes logísticos

Cómo combatir el Coronavirus en los almacenes logísticos

Desde hace unos meses, el Coronavirus (COVID-19) está teniendo un impacto mundial en las empresas de todos los sectores.

 

Comenzó el pasado mes de diciembre en la ciudad china de Wuhan y, actualmente, ya son más de 150 países del mundo los afectados.

 

En España, la gran mayoría de las empresas han cambiado muchos de sus hábitos diarios y han incorporado diferentes planes de prevención y respuesta para hacer frente a posibles contagios y minimizar los daños.

 

En el sector de la logística y el transporte, estos efectos están trasladándose a las distintas partes e integrantes de la cadena de suministro, siendo el almacenamiento logístico, una de actividades con riesgo por la elevada concurrencia de trabajadores internos y externos.

 

En los almacenes y naves logísticas se coordinan multitud de medios materiales, como maquinaria, herramientas, vehículos, etc. e inmateriales, como trabajadores propios y externos, procesos de trabajo y tecnología.

 

Aun realizándose esta compleja coordinación, actualmente, la probabilidad de contagio por manipulación de mercancías es reducida y, además de las recomendaciones habituales, no se han marcado medidas específicas para el sector de la logística y el transporte.

 

Descarga gratis nuestra guía de actuación y prevención de siniestros para  empresas de Logística y Transporte

 

A continuación, se detallan algunas recomendaciones para combatir el Coronavirus en los almacenes logísticos:

 

  • Información:

Es imprescindible, para minimizar y combatir los efectos del brote del Coronavirus facilitar información veraz y útil acerca de las formas de transmisión, su tratamiento y las medidas de protección a toda la plantilla de trabajadores, a través de comunicaciones en portales internos, cartelería o sesiones informativas, con distintas convocatorias, para hacerlas extensibles a los diferentes turnos de trabajo.

 

Asimismo, es conveniente resolver todas las posibles dudas que puedan surgir, establecer un calendario de recordatorios periódicos y fomentar y facilitar la comunicación entre toda la plantilla de trabajadores, con el objetivo de detectar posibles síntomas o contagios.

 

  • Higiene:

Aunque puede parecer muy básica, la higiene es la mayor medida preventiva que, actualmente existe, para prevenir el contagio del Coronavirus. Lavarse las manos, de forma frecuente, con agua y jabón o geles desinfectantes, evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca, o cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables al toser o estornudar, son algunas de las medidas de higiene más sencillas y efectivas.

 

Además, es recomendable mantener una distancia de seguridad de, al menos, un metro con los compañeros.

 

  • Protecciones:

Los trabajadores y los operarios de los almacenes logísticos están acostumbrados a utilizar, en su día a día, equipos de protección personal obligatorios (cascos, calzado de seguridad, chalecos de alta visibilidad, etc.) durante la realización de sus actividades habituales.

 

Sólo en aquellos casos en los que el riesgo de contagio sea elevado y, cuando los responsables sanitarios de la empresa lo indiquen, se deben incorporar elementos de protección sanitaria, como mascarillas o guantes.

 

  • Reuniones y visitas:

Aunque en los almacenes logísticos la entrada y la salida de mercancías y vehículos es habitual, en la medida de lo posible y, como medida preventiva, se deben aminorar las reuniones presenciales y las visitas del exterior de clientes o proveedores.

 

  • Teletrabajo:

Aunque en los almacenes logísticos no es posible el teletrabajo en la mayoría de los trabajadores y operarios, siempre que sea posible y, en determinados puestos, se debe facilitar el teletrabajo como medida preventiva. También fomentar el uso de herramientas telemáticas en reuniones para evitar el contacto.

 

  • Aislamiento:

Sólo en aquellos casos en los que se haya tenido contacto con algún afectado de Coronavirus, independientemente de manifestar o no síntomas, se deben realizar periodos de aislamiento domiciliario con el objetivo de evitar futuros contagios.

 

Con independencia de estas medidas y, ante la incertidumbre y los posibles cambios que puedan producirse, es clave en todas las empresas del sector de la logística y el transporte instaurar diferentes planes de contingencia flexibles para dar respuesta, de forma ágil y efectiva, a todas las futuras incidencias.

 

 

Nueva llamada a la acción

 

 

Suscripcion blog Llerandi

 

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros