Comunidad de vecinos: Dudas comunes al contratar un seguro

Comunidad de vecinos: Dudas comunes al contratar un seguro

En muchas ocasiones, las comunidades de vecinos viven situaciones de incertidumbre a la hora de contratar su seguro de comunidades y cuando se produce un siniestro.

 

A continuación, se recogen las preguntas más frecuentes a la hora de contratar un seguro para una comunidad de vecinos:

 

¿Qué es un seguro de comunidades?

 

El seguro de comunidades tiene como objeto asegurar los riesgos comunitarios que puedan producirse. Existen numerosas coberturas posibles y cada comunidad deberá escoger las que mejor se adapten a sus necesidades.

 

 

¿Es obligatorio contratar un seguro en las comunidades de vecinos?

 

En España, la ley que rige las Comunidades de Propietarios es la Ley de Propiedad Horizontal. A nivel nacional, en esta ley no se establece que sea obligatorio contratar un seguro en las comunidades de vecinos. Sin embargo, en ciertas Comunidades Autónomas, a través de la Ley de Calidad para la Edificación, es obligatorio contratar las coberturas de incendio y responsabilidad civil.

 

 

¿Es necesario contratar un seguro de comunidades teniendo contratado un seguro de hogar?

 

El seguro de hogar da cobertura a siniestros causados dentro de la vivienda o en cualquiera de los bienes asegurados dentro de ella. En cambio, el seguro de comunidades protege a los propietarios ante posibles siniestros en las zonas comunes o en la gestión de la comunidad.

 

Aunque pueden producirse concurrencias en algunas coberturas, ninguno de los dos seguros de forma aislada abarca la cobertura de la vivienda y la comunidad de forma integral. Por tanto, es recomendable la contratación de ambos seguros tras la realización de un estudio integral de las necesidades de todos los interesados.

 

 

¿Quién debe contratar el seguro para una comunidad de vecinos?

 

Los seguros de comunidades pueden ser contratados tras un acuerdo por mayoría simple de la Junta de Propietarios. No es necesario alcanzar unanimidad en la votación. Sin embargo, una vez alcanzado este acuerdo por mayoría simple, todos los propietarios estarán obligados a abonar las cuotas correspondientes al pago del seguro.

 

La contratación del seguro la debe realizar el presidente de la comunidad que, una vez tomado el acuerdo en junta, podrá delegar esta función en un Administrador de Fincas que actúe en su nombre. Normalmente, el Administrador de Fincas presentará un estudio comparativo con diferentes compañías aseguradoras para contratar el seguro más competitivo.

 

Descargar gratis tu checklist para evaluar la eficacia en la gestión de seguros  de tus comunidades

 

¿Qué cubre un seguro de comunidad de vecinos?

 

En la actualidad, los seguros de comunidades recogen un conjunto de coberturas que amparan los riesgos más frecuentes en las comunidades de vecinos:

 

- Daños materiales: esta cobertura está incluida en la mayoría de los seguros de comunidades de propietarios. Cubre los daños ocasionados por incendio, explosión, rayo e inundaciones, entre otros.

 

- Daños por agua y desatascos: la cobertura de daños por agua asegura todos los daños producidos por agua a bienes asegurados cuando se produzca una accidental e imprevista avería, rotura, atasco o escape en alguna tubería.

 

- Responsabilidad civil: esta cobertura también está incluida en prácticamente todos los seguros de comunidades de propietarios. Indemniza a los vecinos, copropietarios y terceros que sufran un perjuicio en la comunidad.

 

- Robo: Al contratar esta cobertura, se obtiene cobertura frente a los daños sufridos por robo (sustitución de llaves y cerraduras, reposición de efectos personales sustraídos, etc.).

 

- Accidentes de empleados: esta cobertura cubre las indemnizaciones del personal que trabaja en la comunidad en caso de fallecimiento, invalidez o incapacidad. También asegura los gastos sanitarios ocasionados por la asistencia médica, los desplazamientos y estancias del trabajador.

 

- Asistencia jurídica y reclamación de recibos impagados: asegura los costes judiciales y otros gastos relacionados con procesos de reclamación.

 

- Vehículos del garaje: da cobertura a los vehículos aparcados en el garaje de la comunidad ante siniestros producidos por incendio, rayo o explosión.

 

- Realojamiento provisional: de contratación voluntaria, se utiliza en situaciones que, por un siniestro, los propietarios o copropietarios deben de ser llevados a un hotel o una vivienda de alquiler. Es provisional y se prolonga hasta que los daños del edificio han sido subsanados o es seguro volver a habitar el edificio siniestrado.

 

- Control de plagas: se incluye un servicio profesional para realizar un tratamiento de control de plagas a la comunidad.

 

 

¿Qué no cubre un seguro de comunidad de vecinos?

 

Aunque muchas compañías aseguradoras ya están comenzando a incluir algunas de estas coberturas, con carácter general, los seguros de comunidades excluyen los siguientes daños:

 

- Daños por agua: estarán excluidos los daños producidos por aguas que circulen por el exterior del edificio, inundaciones y mareas, por redes de saneamiento o alcantarillado público y conducciones no propiedad del edificio asegurado. También estarán excluidos los daños materiales cuando haya una corrosión o condensación en las tuberías.

 

- Daños por filtraciones de lluvia en los tejados: el seguro de comunidad excluye las filtraciones a través de aberturas, como ventanas, balcones, tejados, claraboyas o techos descubiertos, excepto en filtraciones por lluvia de más de 40 l/m3. Aunque atiende el daño causado a un vecino.

 

- Daños por actos de vandalismo: el seguro de comunidades garantiza la cobertura en aquellos bienes que hayan sufrido daños materiales por actos de vandalismo, cometidos individual o colectivamente por terceros. Sin embargo, en caso de que estén deshabilitados o sin actividad, los daños a edificios, viviendas, oficinas y locales están excluidos. También lo están los daños producidos por ocupación ilegal. Por último, los daños ocasionados como consecuencia de pintadas, inscripciones, pegado de carteles, arañazos y hechos similares, también están excluidos.

 

- Daños eléctricos: la cobertura de daños eléctricos en el seguro de comunidades asegura los daños producidos por la electricidad, sobretensiones o cortocircuitos en las líneas eléctricas y sus accesorios. En cambio, estos daños estarán excluidos cuando la instalación eléctrica no cumpla la normativa legal vigente o cuando los bienes sean propiedad de los copropietarios, inquilinos u ocupantes del edificio.

 

- Daños por heladas: este tipo de daños como consecuencia de la congelación de las instalaciones de agua están excluidos.

 

Checklist eficacia seguros comunidades

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros