Consejos atentados con armas

Dentro de las actividades de intercambio y difusión de información de interés para la seguridad ciudadana, en el marco del Programa Coopera al que pertenece Llerandi, publicamos el documento de consejos en atentados con armas de fuego que se nos ha hecho llegar desde el Centro de Análisis y Prospectiva de la G. Civil.

Dicho informe es fruto del estudio de fuentes abiertas donde se tratan estas situaciones de atentados y tiene la intención de fomentar la cultura de seguridad.

Los atentados de París han mostrado la letalidad de las acciones terroristas indiscriminadas que se desarrollan contra objetivos blandos.

La National Counter Terrorism Security Office publicaba una serie de consejos de actuación en situaciones de atentados dirigidos hacia los responsables de seguridad de los locales afectados: cómo tratar de asegurar alguna zona concreta, cómo alertar a los asistentes y la necesidad de formar y entrenar al personal. Incorporaron una serie de consejos:

  1. Organizaciones: empresas y organizaciones tendrán que formar a su personal y realizar simulaciones de atentados. La normativa general de prevención de riesgos laborales ya incorpora las necesarias referencias a salidas de emergencia, señalización, evacuación ante situación de atentado.
  2. Personas: modelo denominado “Mantente a Salvo”, versión del clásico “Corre, escóndete, enfréntate”. Se pueden establecer las siguientes pautas ante una caso de atentado:
    • Ser conscientes de los riesgos: necesidad de ser conscientes  de que un riesgo de este tipo puede materializarse, en caso de atentado nuestra seguridad depende de nosotros mismo, no sólo de la policía que no puede alcanzar a proteger cada objetivo.
    • Análisis de entorno: el objetivo es focalizar la atención con objetivo de poder reconocer una amenaza e identificar riesgos posibles antes de que se produzca un atentado.
    • Corre: Huir es la primera medida a adoptar en caso de materialización del riesgo de ataque. Hay que evaluar las alternativas para huir y la seguridad del recorrido hasta la salida.
    • Escóndete: si no es posible correr, buscar dónde esconderse es la segunda opción en una situación de atentado.
    • Alerta: si es posible llama a la policía. Si no es posible hablar para no alertar al atacante basta con dejar la llamada abierta.
    • Enfréntate: si no puedes huir ni esconderte solo cabe el enfrentamiento directo. Se lo más agresivo posible y utiliza objetos contundente como armas.
    • Rescate/evacuación: cuándo la policía llegue mantener la calma y seguir las instrucciones. Dejar los objetos en el suelo y levantar las manos evitando movimientos bruscos o gritos.