Desarticulada una banda que asaltaba a repartidores de teléfonos móviles

Los siete detenidos esperaban a que pararan en áreas de descanso para abrir los vehículos.

Un total de 15 delitos resueltos y multitud de teléfonos móviles y de material informático y de sonido recuperado. Ese es el resultado de una operación policial que ha permitido desarticular a una banda dedicada a robar a trabajadores de empresas de mensajería y de reparto y la detención de los siete supuestos integrantes de la organización, según ha informado esta mañana la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Las investigaciones comenzaron a raíz de una información recibida en la comisaría de Usera-Villaverde según la cual una tienda de informática y de telefonía móvil del primer distrito vendía material robado previamente en áreas de descanso de hoteles y paradores de carretera. También aprovechaban para asaltar vehículos en polígonos industriales durante los repartos.

Los integrantes de la banda seguían a los camiones de reparto (tanto de mensajería como de logística) desde su salida en los polígonos industriales. Aprovechaban los momentos más idóneos, mientras los conductores descasaban o estaban comiendo. Forzaban las cerraduras y se apropiaban de toda la mercancía. Después utilizaban dos coches (uno lanzadera para detectar la presencia policial) y otro más grande tipo furgoneta para cargar el material robado. La propietaria, el encargado y un empleado, también han sido arrestados por un supuesto delito de receptación. Este consiste en comprar material robado a sabiendas.

Los agentes detuvieron in fraganti a los siete integrantes de la banda mientras transportaban en bolsas de basura gran cantidad de teléfonos móviles y aparatos electrónicos dentro de sus embalajes originales. Todos ellos eran vendidos a un precio sensiblemente inferior al de mercado.