Errores a evitar al contratar un seguro de salud para empleados

Errores a evitar al contratar un seguro de salud para empleados

El Seguro de Salud para empleados es el Beneficio Social más valorado por los trabajadores en las empresas. Además, es también uno de los más ventajosos para las empresas ya que, contribuye para mejorar su imagen corporativa, ayuda a atraer talento del mercado laboral, aumenta la competitividad y la productividad de sus trabajadores, reduce el absentismo y el estrés laboral, ayuda a fidelizar a sus trabajadores y, además, presenta numerosos beneficios fiscales.

 

Por ello, cada vez más empresas apuestan por implantar el Seguro de Salud para empleados como principal incentivo de su Programa de Beneficios Sociales.

 

A continuación, se detallan 10 errores a evitar al contratar un Seguro de Salud para empleados:

 

  1. No identificar correctamente los objetivos y las necesidades de la empresa y de los trabajadores

 

El departamento de Recursos Humanos de la empresa debe identificar los objetivos y las necesidades concretas de la empresa y de sus trabajadores. Esta identificación marca el diseño del Seguro de Salud del Programa de Beneficios Sociales de la empresa y permite establecer prioridades.

 

 

Suscripcion blog Llerandi

 

 

  1. No analizar las características del colectivo de trabajadores de la empresa

 

Para la correcta valoración del Seguro de Salud para empleados más adecuado, es recomendable analizar las características del colectivo de trabajadores de la empresa (edad, sexo, puestos de trabajo, ubicación, familiares, etc.).

 

A través de este análisis, se obtienen datos estadísticos que permiten valorar las necesidades mayoritarias o medias de los trabajadores.

 

Así, por ejemplo, en plantillas de trabajadores con numerosos hijos pequeños es conveniente añadir al Seguro de Salud la garantía dental, con numerosos beneficios para edades tempranas.

 

 

  1. No tener en cuenta las opiniones y las sugerencias de los trabajadores

 

Las empresas suelen disponer de diferentes vías para que los trabajadores trasladen al departamento de Recursos Humanos sus opiniones y sus sugerencias. Es clave analizarlas con el objetivo de maximizar la adhesión y el uso del Seguro de Salud implantado y contribuir a incrementar la motivación y la satisfacción de los trabajadores.

 

 

  1. No elegir la modalidad de implantación más adecuada

 

El Seguro de Salud de las empresas puede ser implantado en el Programa de Beneficios Sociales como Beneficio Social o como Retribución Flexible.

 

En la primera opción, el coste del Seguro de Salud es asumido, en su totalidad, por la empresa y ofrecido a toda la plantilla de trabajadores, sin ser flexible ni personalizable.

 

En la segunda modalidad, cada trabajador tiene la posibilidad de destinar una parte de su salario al Seguro de Salud. De esta forma y, contando con una serie de ventajas fiscales, permite incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores.

 

 

  1. No elegir un especialista en implantación del Seguro de Salud como Beneficio Social en las empresas

 

En ocasiones, el diseño y la negociación del Seguro de Salud para los trabajadores no es sencillo. Además, su implantación requiere un importante empleo de tiempo en gestiones administrativas y de resolución de dudas. Es por ello por lo que es conveniente trabajar con una correduría de seguros especialista en seguros para empresas.

 

 

  1. No realizar un estudio comparativo completo

 

En el mercado asegurador existen numerosas compañías especializadas en el Seguro de Salud. Es conveniente, antes de elegir la opción a implantar en la empresa, realizar un completo y exhaustivo estudio comparativo con las diferentes coberturas y servicios de cada producto, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones por los departamentos de Recursos Humanos.

 

 

  1. No elegir la modalidad de Seguro de Salud más conveniente

 

Las compañías aseguradoras disponen de diferentes modalidades de Seguro de Salud para empleados. Es clave seleccionar, en función del perfil de la plantilla de los trabajadores, el más adecuado.

 

Las posibles opciones son Seguro de Salud con Copago, Cuadro Médico, Reembolso de Gastos o Garantía Dental.

 

 

  1. No diseñar un correcto Plan Interno de Comunicación

 

El Plan Interno de Comunicación se debe diseñar en base al canal de comunicación interno habitual de cada empresa con sus trabajadores. Se debe elaborar de forma correcta para garantizar el acceso a la información de todos los trabajadores, con independencia de su puesto de trabajo, su turno u horario de trabajo.

 

 

  1. No establecer un programa continuo de resolución de dudas y recordatorios periódicos

 

De forma paralela al Plan Interno de Comunicación del Seguro de Salud, se debe establecer un programa continuo de resolución de dudas e incidencias ágil y accesible a todos los trabajadores, y un calendario de recordatorios periódicos que permita el acceso a la información a nuevos trabajadores.

 

 

  1. No tener en cuenta las carencias, las preexistencias y el cuestionario de salud

 

Las compañías aseguradoras, cuando se implanta el Seguro de Salud en las empresas, suelen fijar periodos de carencia y preexistencias y solicitar un cuestionario de salud.

 

El periodo de carencia en el Seguro de Salud es el tiempo que fija la compañía y que debe transcurrir entre el día que entra en vigor el seguro y el día en el que el trabajador puede hacer uso de él.

 

Las preexistencias hacen referencia a los antecedentes médicos anteriores a la contratación del Seguro de Salud. En muchas ocasiones, las compañías aseguradoras excluyen algunos antecedentes médicos graves de la cobertura del seguro y, para ello, solicitan la cumplimentación previa de un cuestionario de salud.

 

 

Suscripcion blog Llerandi

 

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros