Inconvenientes de contratar tus seguros de empresa sin un mediador

Inconvenientes de contratar tus seguros de empresa sin un mediador

El diseño y la contratación del Programa de Seguros es una decisión clave en cualquier empresa. Al análisis de aspectos técnicos, como coberturas y garantías, capitales asegurados o límites de indemnización, franquicias, siniestralidad, etc. se suma la decisión de trabajar con un mediador que, en nombre de la empresa, negocie con las diferentes compañías aseguradoras.

 

Aunque son comunes algunos mitos sobre las corredurías de seguros, la figura de un mediador especialista en seguros de empresa, con una amplia experiencia en el sector, garantiza no sólo la contratación del Programa de Seguros más competitivo, sino un diseño personalizado y totalmente adaptado a las necesidades específicas de cada empresa.

 

¿Y si decides trabajar sin un mediador? 3 inconvenientes de contratar tus seguros de empresa sin un mediador:

 

  • Visión incompleta del mercado asegurador y escaso poder de negociación

 

En el mercado asegurador existen numerosas compañías con diferentes modalidades de productos para cada tipo de seguro. Para la mayoría de las empresas, el acceso y la negociación con todas las compañías aseguradoras, además de requerir una importante inversión de tiempo, supone una dificultad por la pluralidad de contactos, productos y características técnicas de cada compañía.

 

Lo más habitual es limitar el estudio del Programa de Seguros completo a una o dos compañías aseguradoras, lo que limita la visión completa del mercado asegurador y la contratación de cada seguro con la compañía más competitiva para cada ramo.

 

Además, el poder de negociación de las empresas con las compañías aseguradoras suele ser más limitado que el de una correduría de seguros especialista en el sector y con un importante volumen de negocio y reputación profesional.

 

  • Numerosas dudas técnicas

 

Las dudas técnicas de seguros es uno de los principales inconvenientes de las empresas que no trabajan con una correduría de seguros especialista. Dudas de cobertura, interpretación de cláusulas, responsabilidades sobre los riesgos, etc. generan incertidumbre, dificultan el trabajo diario de las organizaciones y los trabajadores involucrados en los seguros, y ralentizan la toma de decisiones y la puesta en marcha de nuevos proyectos. 



  • Dificultades en las gestiones diarias y en la tramitación de siniestros

 

El Programa de Seguros de cualquier empresa requiere de una continua adaptación a los cambios en los diferentes riesgos, así como la realización de gestiones básicas diarias, como modificaciones en las direcciones de las situaciones de riesgo, cambios de matrículas, actualización de la previsión de facturación anual, etc.

 

Estos trámites sencillos se simplifican a través de una correduría de seguros que se convierte en el único interlocutor para todos los seguros y las compañías, y agiliza todas las tareas pendientes.

 

Por otro lado, la tramitación de siniestros, sobre todo en incidencias de gran volumen o ramos más específicos, como el transporte de mercancías, la responsabilidad civil o el ciberriesgo, requiere de un asesoramiento profesional y una interpretación adecuada, defendiendo los intereses de la empresa asegurada. 

 

La correduría de seguros, además de utilizar herramientas online de tramitación de siniestros que facilitan la documentación de cada incidencia, pone a disposición de la empresa tramitadores especialistas en cada uno de los ramos del seguro que guiarán la tramitación y el seguimiento de cada siniestro, desde su apertura hasta su liquidación.

 

Suscripcion blog Llerandi

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros