La Federación Española del Café pone en marcha una campaña para concienciar de los beneficios de esta bebida

Aquí os dejamos, esta semana, una noticia muy interesante que ha salido publicada en el número 380 de Nexotrans y que explica que la  Federación Española del Café pone en marcha una campaña para concienciar de los beneficios de esta bebida.

La Confederación Españolade Transportes de Mercancías (CETM) ha explicado que, según varios estudios, la somnolencia está detrás del 15-30% de los accidentes de tráfico y sus efectos son tan peligrosos como los del alcohol: pesadez de ojos, zumbidos en los oídos, dificultad para mantener la vista en la carretera, etc. Además, los colectivos con mayor riesgo de sufrir un accidente por esta causa son los jóvenes de entre 18 y 29 años, los trabajadores a turnos, los conductores profesionales y los que sufren trastornos del sueño.

Por ello, "para concienciar a los conductores de la importancia de un descanso adecuado y dar a conocer los efectos positivos del consumo responsable de cafeína en la capacidad de alerta", la Federación Española del Café ha puesto en marcha la campaña ‘Al volante, gente despierta’. Y es que, según los expertos, conducir "requiere estar alerta y atento a la carretera y para ello es fundamental haber dormido previamente lo suficiente". En función de la edad, en adultos se considera que el tiempo adecuado de sueño es de 7-8 horas y en adolescentes de 9-10. Sin embargo, segúnla CETM, muchos jóvenes "padecen un sueño insuficiente y siguen conduciendo aunque se sientan somnolientos o no hayan descansado correctamente la noche anterior".

Los expertos han señalado que los cambios en el ritmo circadiano provocan alteraciones crónicas del descanso que reducen nuestra capacidad de alerta y de atención. Además, hay dos franjas horarias en las que desciende significativamente el nivel de alerta coincidiendo con un descenso de la temperatura corporal: de dos a seis de la mañana y de dos a cuatro de la tarde.

Según un estudio, uno de cada 30 conductores se duerme con facilidad cuando conduce, multiplicando las probabilidades de sufrir un accidente. Para evitarlo es fundamental "parar a descansar en cuanto se detecten los primeros síntomas, ya que dar un paseo y tomar una taza de café son sencillos recursos que nos pueden ayudar a vencer la somnolencia y recuperar el nivel de activación de nuestro cerebro".