La importancia de pertenecer al Colegio de Administradores de Fincas

La importancia de pertenecer al Colegio de Administradores de Fincas

El Administrador de Fincas Colegiado es un profesional que gestiona los intereses de las Comunidades de Propietarios, prestando servicios de asesoramiento y administración a los propietarios de bienes inmuebles urbanos o rústicos.

 

Actualmente, existen dos opciones para adquirir la formación adecuada para el desempeño de sus funciones. La primera de ellas, la posesión de determinados títulos universitarios superiores (licenciatura en derecho, económicas, etc.); y la segunda, aprobar el plan de estudios de la Escuela Oficial de Administradores de Fincas, autorizado por el Ministerio de Fomento.

 

Estos profesionales están colegiados en los colegios territoriales de la provincia donde ejercen sus funciones. El Colegio de Administradores de Fincas basa las garantías profesionales de sus colegiados en cinco puntos clave:

  • Formación. La complejidad de la legislación española en todos sus ámbitos hace necesario que, de forma continuada, Los Administradores de Fincas realicen cursos, asistan a conferencias, revisen circulares y revistas, etc. para el correcto desempeño de sus funciones.
  • Información continua. Con el objetivo de que el Administrador de Fincas esté correctamente informado, el Colegio de Administradores pone a disposición de sus colegiados el Boletín Oficial del Estado, las Bases de Datos actualizadas de jurisprudencia y sentencias judiciales, los Índices de Precios al Consumo, precios de venta o alquiler del mercado inmobiliario privado o Protección Oficial, contratos laborales, de alquiler o venta de inmuebles, ayudas a la rehabilitación de inmuebles, etc.
  • Defensa y disciplina. Para garantizar la profesionalidad de sus colegiados, el Colegio de Administradores de Fincas vela porque se garanticen las buenas prácticas de su sector. Para ello, ejerce su actividad disciplinaria cuando la actuación de sus colegiados no cumple las normas profesionales o deontológicas.

 

El Colegio de Administradores de Fincas media, defiende y exige el cumplimiento y aplicación de la ética de sus colegiados en el cumplimiento de sus funciones:

  • Defensa Profesional. Para evitar posibles arbitrariedades por parte de los propietarios y en defensa del honor, prestigio profesional e intereses de sus colegiados.
  • Mediación y Arbitraje. Intentando evitar demoras y costes económicos innecesarios que acarrearía un litigio ante los tribunales de justicia, posibilitando acuerdos entre las partes para una mejor resolución del posible contencioso.
  • Tribunales de Justicia. Utilización de los tribunales ordinarios de justicia para la defensa de la profesión o los intereses de sus colegiados, así como la defensa de los intereses o derechos constitucionales de los propietarios.
  • Disciplina Colegial. Aplicando el Reglamento de Disciplina, sancionando si fuera necesario, las actuaciones arbitrarias de sus colegiados.

 

Además, la pertenencia al Colegio de los Administradores de fincas otorga estas garantías económicas a través de dos seguros que pueden variar en función de cada territorio:

  • Fianza Colegial de hasta 30.000 euros por colegiado para posibles desajustes o pérdidas de su gestión económica.
  • Responsabilidad Civil de 1.200.000 euros para el caso de responsabilidades de tipo civil que pudiera ocasionar o imputar los tribunales de justicia.

 

La actividad del Administrador de Fincas está recogida en el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal y destaca como sus funciones:

  • Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares.
  • Preparar con la debida antelación y someter a la Junta el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.
  • Tender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al presidente o, en su caso, a los propietarios.
  • Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes.
  • Actuar, en su caso, como secretario de la Junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la Comunidad.
  • Todas las demás atribuciones que se confieran por la Junta.

 

Además de estas funciones que marca el ámbito legal, entre sus tareas diarias se encuentran las siguientes:

  • Gestor de patrimonios inmobiliarios urbanos o rústicos, rentabilizándolos en beneficio de la propiedad, con criterios profesionales acordes a la Ley. Mantenimiento para su correcta conservación y adecuación a las normas de seguridad, higiene y funcionamiento.
  • Gerente. Seguimiento y control de proveedores, averías, seguros de comunidades, bancos, personal, Ayuntamiento, Comunidad Autónoma, Seguridad Social, etc. negociando las mejores condiciones económicas y de servicio.
  • Asesor de temas Inmobiliarios (alquileres, traspasos, compra-venta, Notario, Registrador de la Propiedad, IBI, Rehabilitación de Inmuebles, etc.), Jurídicos (acuerdos de junta, cobro de morosos, sentencias, etc.), Fiscales (obligaciones con la Hacienda pública, IVA, IRPF, alta en el censo, etc.), Laborales (Riesgos Laborales, Seguridad Social, INEM, Accidentes de trabajo, etc.), Técnicos (aspectos arquitectónicos e industriales que afectan al funcionamiento de los servicios y mantenimiento) y Económicos (repercusión descubre la importancia de de gastos, liquidaciones, estatutos o acuerdos de Junta, etc.).
  • Secretario. Custodia la documentación de las comunidades, expide certificados, etc.
  • Contable. Realiza las liquidaciones para su aprobación, actualiza las rentas, cobros de los recibos a inquilinos y propietarios, pagos a proveedores, etc.
  • Representante inmobiliario. Valoraciones y peritaciones, traspasos de locales, alquileres, contratos de arrendamiento, etc.

 

La elección de un adecuado Administrador de Fincas es fundamental para la correcta gestión de las Comunidades de Propietarios y deberá basarse principalmente en aspectos profesionales y de servicio.

 

En Llerandi podemos ayudarte a encontrar el seguro que mejor se adapte a las necesidades de tus clientes.

Además ponemos a tu disposición nuestro área especial para clientes con toda la información de tus seguros (siniestros, pólizas y suplementos, recibos, coberturas, fechas de efecto y vencimientos...)  a un solo clic.