La responsabilidad del transportista y causas de exoneración

La responsabilidad del transportista y causas de exoneración

En el contrato de transporte de mercancías, definido en el Artículo 2 de la Ley 15/2009, de 11 de noviembre, del Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías (LCTTM), el transportista se obliga frente al cargador, a cambio de un precio, a trasladar mercancías de un lugar a otro y ponerlas a disposición de la persona designada en el contrato.

 

 

Descarga gratis nuestra guía de actuación y prevención de siniestros para  empresas de Logística y Transporte

 

 

En el Artículo 4, se identifican los diferentes sujetos que participan en el transporte de mercancías:

 

  • Cargador: Es quien contrata, en nombre propio, la realización de un transporte y frente al cual el transportista se obliga a efectuarlo.

 

  • Transportista: Es quien asume la obligación de realizar el transporte, en nombre propio, con independencia de que lo ejecute por sus propios medios o contrate su realización con otros sujetos.

 

  • Destinatario: Es la persona a quien el transportista ha de entregar las mercancías en el lugar de destino.

 

  • Expedidor: Es el tercero que, por cuenta del cargador, haga entrega de las mercancías al transportista en el lugar de recepción de la mercancía.

 

En el Artículo 19, se delimitan las obligaciones del cargador frente al transportista en la entrega de las mercancías. Éste deberá hacerlo en el lugar y en el tiempo pactados y, en caso de incumplimiento, indemnizará al transportista en cuantía equivalente al precio del transporte previsto, o bien le ofrecerá la realización de un transporte de similares características que se encuentre inmediatamente disponible.

 

 

Suscripcion blog Llerandi

 

 

El Artículo 34 detalla el estado de las mercancías en el momento de entrega al destinatario. La mercancía transportada deberá ser entregada al destinatario en el mismo estado en que se hallaba al ser recibida por el transportista, sin pérdida ni menoscabo alguno.

 

Respecto a las responsabilidades del transportista en el transporte de mercancías, el Artículo 47 indica que el transportista responderá de la pérdida total o parcial de las mercancías, así como de las averías que sufran, desde el momento de su recepción para el transporte hasta el de su entrega en destino. Asimismo, responderá de los daños derivados del retraso en la ejecución del transporte.

 

Sin embargo, en el Artículo 49 se detallan algunas causas de exoneración del transportista en el transporte de mercancías:

 

  • Empleo de vehículos abiertos y no entoldados, cuando tal empleo haya sido convenido o acorde con la costumbre.

 

  • Ausencia o deficiencia en el embalaje de mercancías, a causa de las cuales éstas quedan expuestas, por su naturaleza, a pérdidas o daños

 

  • Manipulación, carga, estiba, desestiba o descarga realizadas por el cargador o por el destinatario, o personas que actúen por cuenta de uno u otro.

 

  • Naturaleza de ciertas mercancías expuestas por causas inherentes a la misma a pérdida total o parcial o averías, debidas especialmente a rotura, moho, herrumbe, deterioro interno y espontáneo, merma, derrame, desecación, o acción de la polilla y roedores.

 

  • Deficiente identificación o señalización de los bultos.

 

Por último, el Artículo 57 establece unos límites de la indemnización del transportista al cargador por daños a las mercancías:

 

  • La indemnización por pérdida o avería no podrá exceder de 1/3 del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiplos (IPREM) por cada kilogramo de peso bruto de mercancía perdida o averiada. Este importe, actualmente, equivale aproximadamente a 6,276 €/Kg.

 

  • La indemnización por los perjuicios derivados de retraso no excederá del precio del transporte.

 

Cuadros de responsabilidades en el transporte de mercancías

 

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros