Logística y transporte | La solución a tus siniestros

Logística y transporte | La solución a tus siniestros

El complejo sector de la logística y transporte integra numerosas actividades y volúmenes de envíos muy elevados. Estos dos factores hacen que los siniestros durante el transporte de las mercancías sean frecuentes.

A continuación, detallamos los cuatro tipos de siniestros más comunes en el sector de logística y transporte. en especial en el transporte de mercancías.

 

Principales siniestros de transporte de mercancías y medidas para tratar de evitarlos: 

 

1. Accidente del medio de transporte:

 

En el transporte terrestre de mercancías este tipo de siniestro es uno de los más habituales. Es aconsejables llevar a cabo algunas de las siguientes medidas de seguridad para evitarlos:

 

  • Cumplir las normas de circulación. Respetar las normas de circulación evitará posibles daños en las mercancías, pero, sobre todo, garantizará la seguridad del propio transportista y de los demás conductores. Actualmente, el exceso de velocidad es una de las principales causas de accidentes de este tipo.

 

  • Descansar y evitar las distracciones. Efectuar pequeños descansos cada dos horas y evitar las distracciones durante la conducción, evitará numerosos accidentes. El manejo del uso del móvil mientras se conduce supone uno de los mayores riesgos de sufrir un accidente.

 

  • Revisar el vehículo. Realizar las correspondientes revisiones y medidas de mantenimiento del vehículo garantizará sus correctas condiciones técnicas para la circulación segura. Por otro lado, conocer las capacidades y características del vehículo y de los equipos de apoyo, así como la carga que se transporta evitará numerosos accidentes.

 

  • Planificar la ruta. Realizar una planificación previa del viaje, incluyendo factores como la duración total de la ruta, las detenciones programadas y las áreas de descanso, evitará la improvisación y garantizará un transporte más seguro.

 

2. Siniestros por robo:

 

Este tipo de siniestros es frecuente en mercancías de elevado valor, como telefonía móvil, portátiles, etc. Actualmente existen numerosas bandas organizadas profesionalizadas que realizan un seguimiento especial a este tipo de cargas. Es muy recomendable incluir una orden de carga para los transportistas efectivos en la que se indiquen algunas de estas instrucciones cuando realicen el transporte de las mercancías:

 

  • Paradas seguras. En las paradas cortas, el vehículo debe mantenerse completamente cerrado, utilizando todos los dispositivos de cierre, alarma y bloqueo, y en lugares propios de estacionamiento de vehículos. En las paradas largas o fines de semana, el vehículo deberá permanecer estacionado en zonas de aparcamiento cerrado y vigilado.

 

  • Dos conductores. En cargas de mercancías de elevado valor es recomendable la realización de los viajes con dos conductores para extremar las precauciones.

 

  • Comunicación. La realización de los trayectos provistos de teléfono móvil y de dispositivos electrónicos de rastreo GPS garantizará la seguridad del conductor y su carga.

 

 

3. Daños por mala estiba:

 

Los seguros de transporte de mercancías cuentan con cláusulas de exclusión relacionadas con la estiba. Un siniestro por mala estiba puede originar no sólo daños en la mercancía, sino también daños a terceros.

 

  • Es necesario realizar una estiba adecuada en función de las propiedades físicas de las mercancías (líquidas-sólidas, ligeras-pesadas, etc.), la incompatibilidad de algunas mercancías (productos químicos, alimenticios, tóxicos, etc.), la distribución uniforme de la carga, la sujeción y el trincaje, etc.

 

 

4. Avería del aparato de frío:

 

En el caso de transporte de mercancía perecedera y/o congelada es frecuente este tipo de siniestros. Para evitarlos es recomendable llevar a cabo algunas de estas medidas preventivas:

 

  • Comprobar el correcto preenfriado de la carga.

 

  • Comprobar que las condiciones de transporte que establece el remitente se corresponden con lo indicado en el documento de porte.

 

  • Verificar, en trayectos largos, sobre todo, que las condiciones requeridas por el remitente se mantienen.

 

  • Llevar un correcto mantenimiento del aparato de frío y guardar los documentos que acrediten la revisión del mismo.

 

Es necesario la contratación de un adecuado seguro de transporte de mercancías totalmente adaptado a la actividad global de las empresas y profesionales de logística y transporte, que incluya sus actividades principales y secundarias, con el objetivo de evitar siniestros de transporte de mercancías sin cobertura.

 

En Llerandi contamos con los mejores profesionales para asesorarte, acorde con nuestra experiencia y valores sobre el seguro que mejor se adapte a tu empresa.