Normas de seguridad e higiene en el almacén

Normas de seguridad e higiene en el almacén

En los almacenes de las empresas de cualquier sector se coordinan numerosos medios materiales, como maquinaria, herramientas o vehículos, e inmateriales, como trabajadores y procesos de trabajo. Esta compleja coordinación expone a cualquier almacén a multitud de riesgos.

 

A continuación, se detallan los principales tipos de riesgos laborales y las normas de seguridad e higiene en el almacén para prevenirlos:

 

Riesgos laborales de la seguridad en el trabajo:

 

  • Caídas a mismos o diferentes niveles

Se evitan, este tipo de accidentes, extremando las precauciones al acceder a las diferentes áreas del almacén, tanto con maquinaria como a pie, y respetando las normas de seguridad de cada zona y la señalización de suelos, rampas, plataformas, etc.

 

  • Caídas de objetos por desplomes 

Dentro de este tipo de accidentes se pueden producir derrumbamientos de elementos estructurales, como estanterías fijas o móviles, que se evitan a través de revisiones y controles periódicos sobre su posición y anclaje.

 

Por otro lado, el apilamiento y la sujeción de la mercancía de forma inadecuada en el propio almacén, puede producir numerosos daños. Estas actividades se deben realizar en función del tipo de mercancía y el peso máximo permitido, evitando siempre sobrecargas.

 

  • Caídas de objetos por manipulación inadecuada

Este tipo de accidentes se reducen utilizando los equipos de protección personal obligatorios para la manipulación de las cargas y no manejando volúmenes de cargas excesivos.

 

  • Golpes con objetos móviles e inmóviles

Este tipo de riesgos se evitan manteniendo el orden y la limpieza en todas las zonas de trabajo, libres de obstáculos, delimitadas y debidamente señalizadas, sobre todo, aquellas instalaciones peligrosas o áreas de carga y descarga.

 

  • Golpes y cortes por objetos y herramientas

Para evitar este tipo de accidentes, se deben utilizar herramientas que, además de cumplir las normativas de seguridad y encontrarse en perfectas condiciones de uso, sean adecuadas al tipo de trabajo desempeñado.

 

  • Atrapamientos

Cuando se realicen trabajos con equipos móviles o vehículos, se deben verificar unas adecuadas condiciones de uso y seguridad, y realizar cada proceso extremando las precauciones.

 

  • Atropellos

La circulación en vehículos dentro del almacén debe realizarse respetando las vías de circulación establecidas para ello y dando siempre prioridad a los trabajadores que transiten a pie.

 

  • Contactos eléctricos

La manipulación de todos los elementos eléctricos, como baterías, enchufes, cables, etc. debe realizarse siguiendo las instrucciones de los fabricantes y utilizando las protecciones de seguridad con aislamiento adecuadas.

 

  • Incendio o explosión

Estos accidentes pueden producirse cuando las mercancías manipuladas son inflamables o explosivas, con altas temperaturas, elevadas concentraciones de gases, etc. Para reducir su riesgo, se debe cumplir la normativa correspondiente a cada tipo de mercancía y proceso de trabajo, y, en todo caso, extremar la precaución.

 

 

Riesgos laborales de la higiene industrial:

 

  • Iluminación

Un escaso, excesivo o desigual nivel en la iluminación de un almacén puede incrementar el riesgo de sufrir accidentes. Para evitarlos, se deben cumplir exhaustivamente los niveles de iluminación fijados por la normativa de seguridad para cada área de trabajo.

 

  • Temperatura, humedad y ventilación

Para evitar este tipo de accidentes, se deben cumplir y revisar las condiciones ambientales fijadas en cada tipología de almacén, y utilizar los equipos de protección personales adecuados a cada tipo de trabajo.

 

  • Ruido

Este tipo de incidencias, con graves consecuencias para los trabajadores, se evitan con el uso de las protecciones adecuadas para cada tipo de trabajo. También se deben llevar a cabo mediciones de ruido periódicas para no superar los niveles de ruido fijados según las normativas de cada actividad.

 

  • Polvo y gases

Se deben evitar los accidentes por inhalación de polvo y gases, mediante la utilización del material de protección adecuado y las medidas de prevención según la normativa específica.



Riesgos laborales del trabajo físico y mental:

 

  • Trabajo físico

Este tipo de incidencias se producen por sobreesfuerzos en la manipulación de cargas o posturas forzadas o inadecuadas. Se deben evitar con una adecuada formación en la manipulación de cargas.

 

  • Trabajo mental

Estos accidentes se producen por ritmos excesivos de trabajo, desequilibrio o falta de conciliación laboral, entre otras causas. Se debe crear una planificación del trabajo que evita el estrés y fomentar la conciliación laboral y familiar.

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros