Obligaciones de un Administrador de Fincas

Obligaciones de un Administrador de Fincas

Gestionar una Comunidad de Propietarios no es sencillo. Conocer todos los asuntos técnicos, legales y financieros, y resolver todas las incidencias imprevistas puede suponer un gran quebradero de cabeza al Presidente de la Comunidad.

 

Por ello, es recomendable contratar un Administrador de Fincas que agilice todos los trámites y los realice con profesionalidad, garantizando el bienestar de los vecinos.

 

Consigue gratis la Metodología de gestión de siniestros de comunidades para  Administradores de Fincas

 

¿Cuáles son las principales funciones y obligaciones de un Administrador de Fincas?

 

Las obligaciones y funciones de un Administrador de Fincas están recogidas en el Artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal.

 

  • Mantenimiento de la finca

Una de las principales obligaciones del Administrador de Fincas son todas aquellas actividades destinadas al mantenimiento de todas las instalaciones y servicios de las fincas.

 

Dentro de estas tareas, se incluyen las funciones de protección, prevención, conservación, reparación y realización de obras de actualización y mejora de las instalaciones.

 

  • Presupuesto anual y contabilidad

Durante las correspondientes Juntas de Propietarios, se aprueban los presupuestos anuales de las fincas que, posteriormente, y, durante toda la anualidad, gestionará el Administrador de Fincas, junto al Presidente de la Comunidad de Propietarios.

 

Además, para aquellos gastos imprevistos no presupuestados, el Administrador de Fincas debe solicitar una comparativa de proyectos, para su posterior aprobación, e incluirlos en el presupuesto anual.

 

Por último, el Administrador de Fincas debe llevar al día las cuentas de sus Comunidades de Propietarios cumpliendo íntegramente todos los requisitos legales.

 

  • Proveedores de servicios

El Administrador de Fincas gestiona y coordina los diferentes proveedores de servicios (ascensores, cerrajería, mantenimiento, limpieza, albañilería, etc.) de sus Comunidades de Propietarios.

 

Se debe responsabilizar del cumplimiento de los plazos pactados y la calidad en la prestación de sus servicios y de la actualización de su coste.

 

  • Asesoramiento y comunicación

El asesoramiento y la comunicación a los vecinos de forma clara y en tiempo, tanto de forma oral como escrita, es clave en el día a día del Administrador de Fincas, genera confianza y evita futuras quejas vecinales.

 

Además, durante la realización de las Juntas de Propietarios, debe actuar como secretario, convocando las reuniones, mediando ante posibles conflictos, elaborando el correspondiente Acta y custodiando toda la documentación.

 

  • Seguro de Comunidad y siniestros

El Seguro de las Comunidades de Propietarios y la tramitación de sus siniestros es una de las grandes preocupaciones del Administrador de Fincas.

 

Trabajar con una correduría de seguros especialista en comunidades ayuda al Administrador de Fincas a garantizar a los vecinos la contratación de un adecuado y competitivo seguro y la tramitación ágil de todos los siniestros.

 

 

Nueva llamada a la acción

 

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros