Para qué sirve un seguro de Transporte

Para qué sirve un seguro de Transporte

El transporte de mercancías es uno de los principales sectores de la economía española, ya que, entre otros factores, está ligado al funcionamiento de numerosas actividades, como la industria farmacéutica, la venta online o e-commerce, el sector textil, el sector alimentario, etc.

 

En la mayoría de las empresas de cualquier sector, el transporte de sus mercancías supone una importante ventaja competitiva con sus clientes, si consiguen llevarlo a cabo de forma eficiente.

 

Todas las empresas deben garantizar a sus clientes unos determinados plazos de entrega, una justa y ágil política de devoluciones, un servicio post-venta, así como la perfecta entrega de sus mercancías en el punto de destino, garantizando su total calidad.

 

 

Descarga gratis nuestra guía de actuación y prevención de siniestros para  empresas de Logística y Transporte

 

A continuación veremos para qué sirve un seguro de Transporte y más aspectos importantes que debes conocer sobre esta modalidad de seguro. 

 

¿Qué es un Seguro de Transporte de Mercancías?

 

El Seguro de Transporte de Mercancías es una tipología de seguro a través del cual se garantizan los daños que puedan sufrir las mercancías durante su transporte, por cualquier medio (terrestre, marítimo o aéreo), hasta el lugar de destino (puede ser un destino intermedio o final).

A través de un contrato de seguro, la compañía aseguradora se compromete, a cambio del pago de una prima de seguro, a pagar una indemnización por los siniestros que ocurran durante la vigencia de la póliza y que estén amparados por las coberturas del seguro.

 

 

 

¿Es obligatorio contratar un Seguro de Transporte de Mercancías?

 

La Ley 15/2009 del Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías (LCTTM) y el Convenio relativo al Contrato de Transporte Internacional de Mercancías (CMR) delimitan las responsabilidades y las correspondientes indemnizaciones por los daños a las mercancías durante su transporte, desde el momento en el que éstas son cargadas en el medio de transporte correspondiente, hasta su recepción en el punto de destino.

Esta ley también limita el importe máximo legal de estas indemnizaciones por daños a las mercancías durante su transporte, situándose en 5,98 €/Kg (1/3 IPREM) en el transporte nacional y en 10,16 €/Kg (8,33 SDR) en el transporte internacional. Estos importes oscilan conforme lo hacen sus índices de medición.

Sin embargo, en muchas ocasiones y, dependiendo del contrato pactado con los clientes o el valor de la mercancía transportada, se pactan límites de indemnización superiores o, incluso, el 100% del valor de las mercancías.

 

Por tanto, aunque el Seguro de Transporte de Mercancías no es obligatorio, es muy recomendable su contratación, en primer lugar, para garantizar el importe máximo legal de las indemnizaciones por daños a las mercancías; y, en segundo lugar, en caso de acuerdos de indemnización superiores, garantizar cualquier daño que sufran las mercancías durante su transporte, sin afectar a los resultados económicos de las empresas por siniestros frecuentes o de importes elevados.

 

 

¿Quién debe contratar un Seguro de Transporte de Mercancías?

 

El Seguro de Transporte de Mercancías debe ser contratado por cualquier profesional o empresa involucrada en el transporte de mercancías, ya sea el propio propietario de las mercancías, las diferentes figuras intermediarias (transitarios, operadores logísticos, agencias de subcontratación de transporte, etc.), el transportista efectivo o, incluso, el destinatario final de las mercancías.

 

 

Nueva llamada a la acción

 

 

Suscripcion blog Llerandi

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros