Pasos a seguir ante un siniestro en transporte de mercancías

Pasos a seguir ante un siniestro en transporte de mercancías

Los profesionales y empresas del sector de la logística y el transporte, en su actividad diaria, transportan numerosos paquetes en un mismo envío, cargas de mercancías sensibles o de elevado valor, etc. Estos factores hacen que los siniestros durante el transporte de las mercancías sean frecuentes.

 

Para solucionar estas incidencias y garantizar los daños que sufran las mercancías durante su transporte, es imprescindible un Seguro de Transporte de Mercancías y especialistas en la tramitación de siniestros de transporte y logística que interpreten y orienten cada siniestro, soliciten y revisen la documentación necesaria para cada tipo de siniestro, conozcan las responsabilidades legales de las diferentes figuras que intervienen en el transporte, trabajen con herramientas online de gestión de siniestros, etc.

 

Descargar tu checklist gratuita para conocer los puntos claves que debes  valorar en tuseguro de transporte de mercancías

 

 

Pasos a seguir ante un siniestro en transporte de mercancías:

 

1. Revisar las mercancías, conocer las circunstancias del siniestro y aminorar los daños

 

En el momento de la entrega, es conveniente examinar rigurosamente las mercancías para asegurarse de que se hayan recibido de forma completa y sin daños.

 

En caso de que se produzcan daños a las mercancías y éstos sean visibles o se produzca una entrega parcial, se deben describir, de forma general, en el momento de la entrega y hacerlos constar en el albarán de entrega.

 

En caso de que los daños a las mercancías no sean visibles o estén ocultos, el destinatario dispone de un plazo de 7 días naturales desde la entrega de las mercancías para declararlos.

 

Por otro lado, es necesario informarse de las circunstancias del siniestro, como su causa, quién ha realizado la estiba y el trincaje de las mercancías, etc.

 

Por último, en la medida de lo posible, se debe procurar aminorar los daños producidos en el siniestro y prevenir los futuros que se pudieran producir en ese momento.

 

2. Realizar una primera valoración de los daños a las mercancías

 

Con el objetivo de conocer la magnitud del siniestro, es necesario realizar una primera valoración de los daños.

 

En función del importe estimado del siniestro y sus causas, será necesario solicitar intervención pericial, indicando el lugar donde está la mercancía y una persona de contacto. En esta gestión, el tramitador de siniestros especialista, en base a su experiencia y la versión del siniestro, ayudará a valorar la necesidad de designar un perito y cómo hacerlo.

 

Además, es conveniente conocer el importe de la franquicia del Seguro de Transporte de Mercancías para descartar los siniestros de valor reducido no cubiertos por el seguro.

 

También es recomendable realizar fotografías del siniestro y de las mercancías dañadas.

 

3. Comunicar los daños a las mercancías al transportista efectivo

La Ley 15/2009, de 11 de noviembre, del Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías (LCTTM) indica que el transportista responderá de la pérdida total o parcial de las mercancías, así como de las averías que sufran, desde el momento de su recepción para el transporte hasta el de su entrega en destino.

 

Además, según esta legislación, la responsabilidad máxima exigible al transportista en el transporte nacional es 6,276 €/Kg (1/3 IPREM) y en el transporte internacional es 10,16 €/Kg (8,33 SDR).

 

Por ello, cuando se produzcan daños a las mercancías y no se hayan hecho constar en el albarán de entrega, se deberán comunicar al transportista efectivo.

 

4. Aportar la documentación y aclaraciones necesarias


Con el objetivo de agilizar todos los trámites asociados a la tramitación de los siniestros de transporte y facilitar la presentación de la documentación necesaria, es recomendable utilizar una aplicación online de gestión de siniestros que, además de ayudar a crear una metodología de tramitación de siniestros, identificando la documentación necesaria para cada tipo de siniestro, permita listar todos los siniestros e identificar el estado en el que se encuentren en cada momento.

 

Por último, se debe recopilar toda la documentación necesaria, en función del tipo de siniestro, y facilitar la información y las aclaraciones que el tramitador requiera para su tramitación con la compañía aseguradora.

 

Nueva llamada a la acción

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros