¿Por qué asegurar mi mercancía si ya tengo Seguro del Transportista?

¿Por qué asegurar mi mercancía si ya tengo Seguro del Transportista?

Para las empresas fabricantes y distribuidores, la venta de sus productos es el objetivo final de su actividad. Tras largos y costosos procesos de diseño, desarrollo, fabricación o producción y comercialización, es hora de trasladar el producto al cliente final o a una cadena de distribución, garantizando la calidad y el perfecto estado del mismo.

 

Durante el traslado de estas mercancías, desde las fábricas o almacenes hasta el destino final, los productos pueden sufrir diferentes daños que imposibiliten su correcta entrega. El Seguro de Transporte de Mercancías garantiza estos posibles daños que puedan sufrir las mercancías durante su transporte.

 

Consigue una revisión de tu Programa de Seguros gratuita y personalizada

 

Es habitual que, la contratación de este seguro y la asunción de todos los posibles riesgos durante el transporte, se encomiende al transportista, en nombre de la empresa propietaria de las mercancías.

 

Sin embargo, la Ley 15/2009 del Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías (LCTTM) y el Convenio relativo al Contrato de Transporte Internacional de Mercancías (CMR), además de establecer unos supuestos de exoneración del transportista, fija unos límites de indemnización del transportista por los daños producidos a las mercancías, basados en su peso, insuficientes para numerosas tipologías de mercancías.

Los servicios de transporte se facturan en base al peso o al volumen de la mercancía. Por tanto, aunque el precio del porte es el mismo para, por ejemplo, una plancha metálica que, para ordenadores portátiles o telefonía móvil, el valor de la mercancía no y, por tanto, la indemnización por peso resultaría insuficiente para la segunda tipología. 

Según la legislación, el límite de indemnización estándar exigible en el transporte nacional es 5,98 €/Kg (1/3 IPREM) y en el transporte internacional es 10,16 €/Kg (8,33 SDR). Estos importes oscilan conforme lo van haciendo sus índices de medición.

Con el objetivo de solucionar esta insuficiente indemnización de las mercancías, es habitual que el transportista, a cambio de un porcentaje sobre la facturación de los portes, ofrezca una ampliación de su responsabilidad, con un límite por expedición, y en nombre de la empresa propietaria de las mercancías.

Sin embargo, otra alternativa a esta insuficiente indemnización de las mercancías es la contratación del Seguro de Transporte de Mercancías por la empresa propietaria de los productos.

 

Consigue una revisión de tu Programa de Seguros gratuita y personalizada

 

Ventajas del seguro de Transporte de Mercancías de las empresas fabricantes o distribuidores (Cargadores): 

 

  • Análisis, diseño y personalización, y contratación del seguro. El propio propietario de las mercancías diseña el seguro en base al tipo de mercancía, las coberturas y cláusulas necesarias, el capital máximo asegurado en caso de siniestro, etc. y conoce al detalle el alcance y las limitaciones de su seguro.
  • Eliminación de limitaciones. Es habitual que, en los seguros de los transportistas, existan una serie de limitaciones, por ejemplo, por actuaciones negligentes de los chóferes o autónomos subcontratados.
  • Reducción del coste del seguro. La personalización del seguro, a través del tipo de mercancía, el capital máximo asegurado, la franquicia y la cobertura, puede reducir muy notablemente su coste. Además, la posibilidad de las compañías aseguradoras, cuando se produce un siniestro, de reclamar al transportista el importe de su responsabilidad legal antes mencionado, mejora la siniestralidad del seguro y, con ello, su rentabilidad y su coste.

 

Nueva llamada a la acción

 

 

Llerandi

Llerandi

Equipo de Llerandi Riesgos y Seguros