Recomendaciones y directrices relativas a los sistemas de videovigilancia

Ante los diferentes y variados problemas que se plantean para realizar cotejos de rostros con imágenes obtenidas mediante los sistemas de videovigilancia en distintas instalaciones, la G. Civil  ha reunido unas recomendaciones sobre las condiciones técnicas y de colocación que serían ideales para conseguir que la imagen obtenida facilitara una posterior identificación pericial de los autores de hechos delictivos.

Estas recomendaciones se detallan en el documento confeccionado al efecto y que publicamos, con la finalidad de que sean de utilidad a la hora de la colocación de sistemas de videovigilancia de las empresas.

 

El Grupo de Trabajo en Identificación Fisonómica de la Red de Laboratorios Forenses Oficiales de España está formado por profesionales de diversos cuerpos policiales del territorio nacional dedicados a la identificación de personas a través de imágenes.

 

La gran mayoría de las imágenes captadas por los sistemas de videovigilancia de empresas y establecimientos comerciales no permite obtener información de calidad suficiente para poderse utilizar posteriormente en la identificación de las personas que allí aparecen.

 

La mayoría de las veces, la recomendación de instalar cámaras de Seguridad en un Circuito Cerrado de Televisión (CCTV) se debe a:

  • Controlar una zona determinada
  • Detectar intrusiones no autorizadas
  • Detectar ilícitos en zonas concurridas

 

Recomendaciones: Una de las deficiencias más importantes en la instalación de los CCTV es la incorrecta ubicación de las cámaras de seguridad.

  1. Emplazamiento: una de las recomendaciones es que las cámaras deben estar orientadas a los rostros de las personas que transitan por las zonas de paso obligado. Colocarlas lo más cerca posible de los sujetos a “controlar”.
  2. Iluminación: se recomienda disponer preferiblemente de luces difusas que proporcionen una iluminación general. Se deberá evitar los contraluces.
  3. Sistemas de grabación: tienen que respetar unos valores de resolución y de compresión aceptables para garantizar la correcta observación de todos los elementos del rostro. Otras recomendaciones en lo referente a la calidad del sistema de captura y al formato de compresión y almacenamiento son:
    • Fotogramas por segundo: se recomienda un mínimo de 6 fps respecto a la frecuencia de grabación de imágenes.
    • Mantenimiento adecuado del sistema, que contemple revisiones periódicas, limpieza de lentes…
    • Evitar grandes compresiones: no almacenar imágenes utilizando codificadores que reduzcan el peso de los ficheros con un detrimento en la calidad de los mismos.
    • Datos auxiliares: los datos de la grabación (fecha y hora) deben mostrarse fuera del plano principal.
    • Cámaras infrarrojas: empleo de cámaras con infrarrojos para grabación de imágenes en establecimientos con necesidades de vigilancia nocturna.