Robo de mercancías en Europa

A continuación queremos compartir un artículo publicado en Transporte XXI en el número de la segunda quincena de diciembre.

TT Club advierte en este artículo que existen ejemplos de organizaciones criminales que compran de forma legal, pero sin los operadores de transporte, y continúan comerciando en su nombre, predominantemente en línea y en condiciones de virtual insolvencia. De este modo, los criminales pueden identificar, aceptar y recoger los cargamentos, que son posteriormente robados durante el tránsito. Es una marcada tendencia en crecimiento.

 La CE estima que el valor de las mercancías robadas en tránsito en 2011 asciende a 8.200 millones con ataques físicos o secuestros como principal modus operandi. Es preocupante el incremento que el fraude está teniendo en tales pérdidas, y se observa una tendencia, especialmente, en Europa del Este, por parte del cri­men organizado al uso de sitios de despacho de mercancías por Inter­net para facilitar el robo de mer­cancías de alto valor mediante la suplantación de operadores legíti­mos. A pesar de la prevención, el robo de mercancías sigue siendo un problema importante en toda Europa.

En 2011 hubo una media de 156 incidentes al día en la UE, un total de 57.000 y, según la Aso­ciación para la Protección de Mer­cancías Transportadas (TAPA), el valor promedio de las pérdidas de mercancías por incidente en el segundo trimestre de este año fue de 131.200 euros.

Las tendencias varían según la geografía. Francia sigue estando a la cabeza de los robos con un 31 por ciento de los casos comunicados en 2011, seguida por República Checa (22 por ciento) y Alemania (13 por ciento). En junio de este año, Francia sufrió el doble de ataques a camiones comparado que en 2011, lo que contrasta con los Países Bajos, donde la acción policial contra las bandas criminales consiguió reducir a la mitad el número de robos en los primeros seis meses de 2012.

Las estadísticas a menudo esconden más de lo que revelan. TAPA, en particular, resalta su preocupación en que la auténtica relevancia del problema está siendo minimizada debido a que las fuerzas del orden, limitadas por unos presu­puestos muy ajustados, comunican los incidentes sin tanta precisión. Por este motivo, la policía, y con razón, está centrando sus recursos en reducir los ataques violentos, como es el caso de los Países Ba­jos.

Las cifras, no obstante, son válidas para resaltar la complejidad de la situación y la tendencia que deriva hacia una mayor variedad de los métodos que están usan­do las bandas criminales, de los cuales el fraude es uno de ellos. TT Club ha identificado que la mayor utilización y disponibilidad de los sitios de despacho por Inter­net está facilitando a las organiza­ciones fraudulentas una oportuni­dad única para identificar, localizar y robar cargamentos de alto valor.

Existen ejemplos de organi­zaciones criminales que compran de forma legal, pero sin los opera­dores de transporte, y continúan comerciando en su nombre, en línea y en condiciones de virtual insolvencia. De este modo, los cri­minales pueden identificar, acep­tar y recoger los cargamentos, que luego son robados durante el trán­sito. Estos portales permiten a estas organizaciones buscar mer­cancías específicas durante largos periodos hasta que aparece la oportunidad deseada.

Un estudio de TT Club ilustra este problema. Un expedidor recibió una orden de pedido de última ho­ra para transportar aparatos de aire acondicionado para coches con la recogida programada tres días más tarde. Por la premura del aviso y la falta de disponibilidad del transportista habitual, el expe­didor buscó en Internet y encontró los datos de otro posible transpor­tista.

Una vez hecho el contacto telefónico con el posible transpor­tista, el expedidor recibió la recon­firmación en forma de documentos del registro oficial que pretenden mostrar al posible transportista como una entidad legal bona fide, así como un certificado del regis­tro con las autoridades fiscales. El expedidor concedió el estatus de `transportista real' y proporcionó los detalles de la recogida. Las mercancías se recogieron tal como estaba previsto, pero se desvane­cieron en el aire junto con el trans­portista.

El robo acabó con una reclamación de 105. 000 euros. Se pueden extraer  varias leccio­nes. El nombre de la empresa del posible transportista no figuraba en ninguna lista negra o sitio de alerta; no obstante, no se solicita­ron copias de los datos del seguro o del perfil de la empresa, y los documentos recibidos del registro oficial no fueron comprobados con las autoridades.

A medida que muchos operadores amplían sus servicios de logística hacia nuevas áreas geográficas, la necesitad de subcontratar a trans­portistas desconocidos aumenta. En los casos de movimientos don­de la premura de tiempo es un fac­tor importante, el uso de portales de Internet puede ser un medio atractivo de lograr los objetivos de plazos de entrega. Sin embargo, el riesgo de pérdida de las mercan­cías y los consecuentes daños a la reputación no deben subestimarse.

El consejo es que los riesgos se pueden mitigar con éxito:

1. Contando con una firme política de selección de subcontratistas. La implementación de esta política, incluso (y especialmente) en mo­mentos en los que la premura de tiempo es un factor importante, es fundamental para reducir los ries­gos. La hoja informativa de TT Club Stop Loss sobre 'Robo de mercancías atractivas' incluye una lista de preguntas que debe hacer el expedidor a un posible subcontratista.**

2. Estos sitios a menudo incluyen un descargo de responsabilidad en caso de actividad fraudulenta por parte de terceros. Sin embargo, los operadores de estos portales tie­nen la obligación de proteger a los usuarios. A menudo ofrecen reco­mendaciones sobre el uso seguro y proporcionan consejo sobre la pre­vención de pérdidas para reducir la exposición al riesgo del usuario. TT Club recomienda que tales ins­trucciones sean bien comprendi­das y aplicadas en la medida de lo posible.

3. Los subcontratistas con cuentas de correo gratuitas (Gmail, Hot­mail y Yahoo), deberían despertar sospechas. Hay que evitar la co­rrespondencia vía Skype y las vi­deoconferencias gratuitas.

4. Al solicitar los documentos del seguro siempre debe cerciorarse de que se faciliten los certificados originales. Vaya con cuidado si le ofrecen sólo el formato electróni­co. Aunque ahorra tiempo, el uso de sofisticados métodos gráficos está facilitando que los estafadores puedan crear documentos falsos.

5. Verificar siempre la legitimidad de la póliza del seguro con la ase­guradora. Si no puede contactar con la aseguradora y/o no tiene un sitio web con los datos de contacto, esto podría ser un indicador de problemas legales del contratista.

6. Tenga especial cuidado si algún dato de contacto de un proveedor habitual cambia súbitamente. Finalmente, los ladrones intenta­rán identificar el eslabón más dé­bil de la cadena de suministro y los sitios en la red pueden ofrecer esa oportunidad. Cada vez que contacte con un nuevo subcontra­tista, está totalmente justificado que adopte un riguroso procedi­miento de aprobación antes de confiarle las mercancías de su cliente y su propia reputación.

** TT Club es una compañía especializada en seguros de Operadores Intermodales, Transitarios, Operadores Logísticos, Terminales Marítimas, Estibadores, Autoridades Portuarias y los Operadores de Buques. Poseen cuatro centros de suscripción en Londres, Nueva Jersey, Hong Kong y Sydney y una red de oficinas de tramitación en más de 16 países, dando así soporte local cuando es necesario.

Han elaborado este cuestionario para que sirva como guía a la hora de contratar o subcontratar algún intermediario relacionado con el transporte de mercancías.

CUESTIONARIO – HOJA INFORMATIVA

Detalles de la Compañía

1- Nombre completo de la empresa

2- Fecha de constitución

3- Domicilio social

4- Teléfono, Fax, e-mail…

Información Profesional y Legal

5- Matriz, delegaciones y compañías asociadas

6- Licencias Estatales actualizadas y/ o renovadas

7- Si es miembro de alguna asociación u organización profesional (que indique cuál)

8- Detalles de las condiciones comerciales de la compañía

9- Detalles y copia de la póliza de responsabilidad civil

10- Detalles de cualquier tipo de actividad o programa de subcontratación

Formalidades

11- Lista de los detalles técnicos y del material, como:

- Información sobre seguridad (sistemas de cierre, bloqueo de instalaciones…)

- Características, equipamiento de los vehículos especiales (propios o de alquiler)

12- Acuerdo o compromiso de evaluar, revisar… el equipo o el almacén de la compañía.

Gerencia

13- Identificación de los altos cargos y experiencia personal, así como del consejo de administración o la plantilla

14- Nombre de la empresa, o abogado designado

15- Lista de otros clientes y cartas de recomendación o referencias

16- Política de formación y contratación de conductores

17- Medidas y procedimientos de seguridad

18- Contratos/Acuerdos para el mantenimiento y reparación del material, ya sean propios o de alquiler

Experiencia y referencia

19- Registro de reclamaciones o siniestralidad (últimos 3 o 5 años)

20- Registro de cualquier asunto o actividad pendiente con cualquier autoridad aduanera que haya podido surgir en el pasado

Si el cuestionario utilizado es en papel, debería ser cumplimentado y firmado por el director de la compañía.