Sanción de hasta 20.000 euros por no tener suscrito un seguro obligatorio

A partir del próximo 1 de enero de 2016 se creará, por primera vez en España, un Registro Público de Seguros Obligatorios. Este registro será gestionado por el Consorcio de Compensación de Seguros, y en él se indicarán las disposiciones específicas que regulan cada seguro obligatorio.

A lo largo del primer trimestre del año las Comunidades Autónomas deben informar a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) sobre los seguros obligatorios existentes. Una vez puesto en marcha el registro, la DGSFP comunicará a la Comisión Europea los seguros obligatorios existentes en España.

Con este registro se busca depurar la cantidad de seguros obligatorios existentes mediante la fusión de algunos de ellos, o creando nuevas categorías que aglutinen varias actividades a la vez.

A partir del 1 de enero la obligación de suscripción de un seguro obligatorio sólo podrá establecerse mediante normas con rango de Ley.  Antes de aprobar una ley que establezca un seguro obligatorio, se deberá contar con un informe preceptivo de la DGSFP o del órgano competente de las Comunidades Autónomas en donde se reflejen observaciones en materia de técnica aseguradora. Una vez se apruebe cada ley, la Administración dispondrá de un plazo de un mes para incluir dicho seguro en el Registro Público.

Sanción administrativa

La realización de actividades careciendo del correspondiente seguro obligatorio será constituvo de infracción administrativa muy grave, pudiendo ser sancionado con multas que podrán oscilar entre 1.000 y  20.000 euros.